Una parada en el camino

Una parada en el camino

Archivos mensuales: noviembre 2009

Entrevista a Iker Casillas

“Nunca he creído que fuese uno de los grandes”

09/11/2009     Acaba de recibir el Trofeo al Mejor Portero del Mundo del 2008, fue protagonista de la Eurocopa conquistada por la roja este verano, y sin embargo no reconoce que forme parte de la élite del fútbol. Iker Casillas nos recibe en su casa, donde nos cuenta que sigue disfrutando de sus amigos de siempre y de su pueblo de Ávila. Sí es consciente del papel mediático que tienen los futbolistas, por lo que asegura sentirse obligado a ayudar a los más necesitados.


28 años, 4 ligas, 2 copas de Europa, una Eurocopa, 100 partidos como internacional,… ¿qué te queda?

Me quedan muchas cosas por delante. Desde conseguir una Copa del Rey con el Real Madrid, más ligas, más Copas de Europa, un Mundial con la selección… Lo importante es q siempre intento conseguir más.

Cuando debutaste con 18 años en primera división, ¿pensaste que ibas a llegar tan lejos?

Nunca me he planteado llegar alto, siempre he intentado disfrutar el momento, aunque cuando echo la vista atrás sí considero que hemos recorrido un largo camino. Lo conseguido hasta ahora es mucho, pero tengo la necesidad de conseguir más, y para ello debo de pensar que es poco.

¿En qué momento empezaste a ser consciente de que habías dejado de ser un aspirante para ser uno de los grandes?

Nunca he creído q fuese uno de los grandes. Quizás después de que compañeros tan emblemáticos como Oliver Kahn o Cañizares hayan ido dejando paso a la gente joven, como yo, sí se ha ido reconociendo nuestro trabajo. No asimilé dónde estaba ni que la gente me conociera por la calle hasta pasados 3años. Jugar en las categorías inferiores del Real Madrid ya tenía su responsabilidad, pero nada que ver con la que debí asumir en el primer equipo.

Entonces, ¿fue la fama quizás lo que más te costó asumir en aquél momento?

Sí, lo que más me ha costado ha sido la pérdida de privacidad, ir a un sitio y no poder estar a tu rollo porque por un gesto alguien se puede sentir ofendido.

¿Cuál ha sido el mejor y el peor momento de tu carrera?

El mejor momento fue el debut en primera división en San Mamés. El peor, aunque no he tenido muchos, seguramente ha sido alguna eliminación de la Copa de Europa o perder la Supercopa de Europa contra el Galatasaray.

Si echas la mirada atrás, ¿te sientes en deuda o agradecido especialmente con alguien?

Sí, con el tiempo he valorado todo lo que hizo mi padre en su día, fue él quien me llevaba todos los días de Móstoles a Madrid para poder entrenar y darme la alegría de poder jugar a fútbol de pequeño. Además, he tenido mucha suerte con todos los entrenadores que he tenido y que han confiado en mí.

¿Qué es para ti lo más bonito y lo más negativo del mundo del fútbol?

Lo más bonito es el cariño y la admiración de la gente. Lo peor son las personas que se te acercan por interés o ponen cosas en boca de otro.

Una vez pisas el terreno de juego, ¿tienes la capacidad de aparcar tus problemas personales?

Depende del problema que tengas, a veces es complicado. Ante todo somos personas, da igual que seamos futbolistas o carpinteros. Todos tenemos nuestras preocupaciones y la cabeza a veces es lo primero.

Sabemos que entre entrenamientos, partidos, viajes, concentraciones,… te queda poco tiempo libre, pero ¿cómo es un día normal en la vida de Iker Casillas?

En mi caso, estando en el Real Madrid apenas tengo tiempo libre para disfrutar, menos aún con la selección, pero lo veo desde un lado privilegiado. Cuando estás fuera del ambiente del fútbol, estás más pendiente de ti mismo, de tu ocio, de rodearte de gente que no te recuerde lo que es el fútbol, porque a veces puede saturar. Una vez salgo de Valdebebas me gusta estar en casa, con mis amiguetes, ver a mis padres, descansar en mi pueblo…

¿Cómo te imaginas tu vida cuando dejes de ser futbolista profesional?

En un futro, me gustaría estar vinculado al mundo del fútbol, posiblemente como entrenador o enseñando a gente q viene por detrás, a los que le pueda servir algunos de mis consejos, aunque el fútbol va evolucionando mucho.

El día de mañana, si tienes hijos y preguntan quién fue su padre, ¿qué te gustaría que les contaran?

Sobre todo que les dijeran que antes de ser buen portero, era gran persona. Siempre he valorado que la gente considerara que ante todo, soy una buena persona.

¿Y si quisieran dedicarse también al fútbol?

Me gustaría que se dedicaran al fútbol siempre y cuando les permitiera continuar con sus estudios, aunque también les diré que es duro.

¿Has hecho muchos amigos en el mundo del fútbol?

Sí, he hecho muy buenos amigos, como Aitor Karanka, Fernando Hierro o Morientes. A gente como Xavi o Pujol, con los que he coincidido en categorías inferior y con los que casi me he criado, la amistad está bastante consolidada, aunque algunos piensen que hay rivalidad entre nosotros.

Iker, si pudieras, ¿a quién le cantarías las cuarenta?

A los políticos, aunque intento no entender la política porque si la entendiera más, me pondría enfermo al ver la situación lamentable que estamos pasando.

Hablando de política, pronto tuviste que aprender a codearte con políticos, incluso con S.M. el Rey, pero ¿quién ha sido la persona que más te ha gustado conocer o que más te ha sorprendido?

Jugar en el Real Madrid me ha permitido poder ir al Vaticano y conocer al antiguo Papa, a Kofi Annan en Nueva York, a S. M los Reyes, a Zapatero… Poco a poco he podido ir conociendo a los personajes más ilustres.

¿De qué futbolista has aprendido más?

He aprendido de todos mis compañeros, pero sobre todo de los más grandes, como Ronaldo o Zidane.

Muchos futbolistas tienen un papel mediático en nuestra sociedad, y tú eres uno de los que más. Siempre has mantenido una buena relación con la prensa y sabemos que colaboras con distintas instituciones solidarias, ¿crees que los futbolistas, y especialmente en tu caso, os sentís obligados a hacerlo?

Al ser personas conocidas y poder hacer un llamamiento a otra gente, tenemos la oportunidad de aprovecharnos de nuestra notoriedad y devolver lo que el fútbol nos ha dado a nosotros. Lo poco siempre es mucho cuando ayudas a gente necesitada.

Y, por último, ¿qué opinas de los periodistas deportivos?

Cada uno tiene un puesto dentro  del mundo del fútbol. El de ellos es informar, y siempre que se haga desde la educación y sin faltar el respeto, no hay ningún problema.

Anuncios