Una parada en el camino

Una parada en el camino

Archivos mensuales: diciembre 2009

Las personas invidentes tienen un cerebro diferente

El departamento de neurología de la Universidad de California en los Ángeles, ha confirmado que el cerebro de las personas invidentes es capaz de reorganizarse funcionalmente y producir cambios estructurales en el mismo, es decir, puede compensar la pérdida de recepción de señales a través de otros sentidos.

Los ciegos presentan menor volumen en las regiones visuales de su cerebro, pero no ocurre lo mismo en otras regiones cerebrales, sino todo lo  contrario. Así lo explica Natasha Laporé en la revista NeuroImage. Los investigadores en cuestión han constatado este hecho en personas ciegas desde su infancia, cuando más plasticidad tiene el cerebro. Para las investigaciones, utilizaron una tecnología de captación de imágenes cerebrales llamada morfometría, basada en tensores que permiten detectar cambios muy sutiles en el volumen del cerebro.

Se ha descubierto que los lóbulos frontales, sustrato anatómico para las funciones ejecutivas (como memoria de trabajo, planificación, flexibilidad, monitorización e inhibición de conductas), son anormalmente grandes, por lo que favorecen la aparición de otras capacidades en personas invidentes. Ya en los años 90 se pudo llegar a la conclusión de que los ciegos pueden compensar su falta de visión desarrollando una mayor habilidad en los sentidos intactos. Pero ha sido la tecnología comentada la que ha podido comprobar la capacidad del cerebro de reorganizarse tras una pérdida sensorial.

Anuncios