Una parada en el camino

Una parada en el camino

Carta en el Día Mundial Por la Libertad de Prensa

« CARTA DE UNA ASPIRANTE A REPORTERA POR EL MUNDO A UNA GRAN PERIODISTA, CARTA DE UNA AMIGA »

Querida amiga,

Ayer, día 3 de Mayo de 2015, se celebró el Día Mundial por la libertad de prensa. Una fecha, deseo y confío, presente en tu corazón y en el pensamiento del periodismo local e internacional. La libertad de expresión y de prensa, el pilar sobre el que se fundamenta tu profesión, tu modo de vida. Lamentablemente, en muchos países del mundo, los pilares sólidos son demolidos brutalmente en la práctica del periodismo y de la libertad de expresión.

Antes que nada, quiero felicitarte, amiga, por dar voz, ser el bolígrafo que escribe sobre aquellos y aquellas que tienen mucho que contar, experiencias que compartir con el mundo y no pueden, mientras otros y otras deben, pero callan. Ayer fue tu día.

Coincidiendo con esta fecha, la ONG internacional Reporteros sin Fronteras, celebró un acto en el Caixaforum de Madrid, poniendo el acento en la reivindicación para la liberación de periodistas encarcelados en todo el mundo, exigiendo libertad en el ejercicio de su profesión.

Tú no pudiste asistir, amiga, pero yo sí.

Por eso, hoy quiero ser tu voz para contarte lo que vi y experimenté, transmitirte testimonios de colegas que necesitan expresar, compartir, reivindicar, contar, ser la voz a su vez de otros que han sido callados violentamente.

Reporteros sin Fronteras, de la mano de su presidenta en España Malén Aznárez se arropó de grandes periodistas del panorama nacional de la talla de Mara Torres, presentadora de Informativos en La 2 RTVE y Javier del Pino, quienes condujeron el acto.

No estuvieron solos. Numerosos colegas de la profesión quisieron apoyar con su presencia el trabajo sin descanso de esta ONG, recordando los nombres e historias de aquellos compañeros presos por ejercer su oficio, « que sus casos no se desdibujen y que los barrotes no los condenen al silencio ».

Pero quizás los momentos más emotivos para la audiencia, o al menos para mi, fueron los compartidos por compañeros periodistas venidos desde fuera de nuestras fronteras: Ruanda y México, para dar testimonio de primera mano de las amenazas y los abusos cometidos en sus personas, por el simple hecho de hacer su trabajo.

Me estremezco al escuchar la voz calmada y pausada de Saidati Mukakibibi, periodista ruandesa y directora del periódico Mont Jali News, quien pasó 3 años en prisión, por escribir que hutus y tutsis son personas iguales. Saidati nos contó como tuvo que convivir con los asesinos de su familia en la misma celda, añadiendo aún más sufrimiento a su condena.

Me vuelvo a estremecer al escuchar la voz de Epiphanie Ndekerumukobwa, refugiada ruandesa en España, después de que el gobierno asesinara a su marido periodista Jean-Léonard Rugambage, delante de ella y de su hijo de 2 años, por una investigación que nada gustó al presidente del país, Paul Kagame.

Me estremezco otra vez al escuchar el testimonio de Balbina Flores, periodista y corresponsal de Reporteros sin Fronteras en México, amenazada de muerte por narcotraficantes, para quien su vida ha cambiado radicalmente al tener que hacer todos y cada uno de sus desplazamientos diarios con escoltas ante el temor de que un día la violencia se materialice en su persona.

Y ante estos testimonios desgarradores, reflexiono amiga, en tu « suerte », en nuestra posición acomodada en esta burbuja de aire de país donde residimos. Que aquí, en España, también se sufren numerosos ataques a la libertad de prensa. Pero por mucha Ley Mordaza, ruedas de prensas sin derecho a preguntas, censura en plena democracia y manipulación de la información en los múltiples casos de corrupción de nuestros gobernantes y sobre todo, la infravalorización de la profesión del periodista (no quiero ni mencionar la situación del fotorreporterismo), aquí amiga tienes « suerte », por el momento no pagarás con tu vida ni serás privada de tu libertad por informar.

Saidati, Epiphanie y Balbina pudieron estar aquí, con nosotros, para compartir su lucha por un periodismo libre y transparente y el derecho del pueblo a la información, derecho universal para el cambio, la denuncia de abusos y desarrollo de una sociedad. Sin embargo, 334 periodistas están encarcelados hoy en el mundo por informar y no pudieron estar con nosotros.

Entre ellos, sonaron los nombres del periodista mexicano indígena Pedro Canché, del sirio Mazen Darwish, el blogero iraní Raif Badawi, el periodista egipcio Mahmoud Abu Zied, el ruso Sergei Reznik o la boliviana amenazada de muerte Escarley Pacheco.

Todos ellos, cada una de sus historias, los motivos de su encarcelamiento tan difíciles de creer para esta sociedad del siglo XXI contadas a través de las voces de colegas españoles Nativel Preciado, Hilario Pino, Alicia Gómez Montano, Rafael Panadero o Lara López, sus padrinos y madrinas a nivel mundial a través de Reporteros sin Fronteras, quienes se ocupan de dar voz, de que su nombre no caiga en el olvido, de exigir a sus países la celebración de un proceso justo y de un juicio transparente, de que el mundo está con ellos. No están solos en su lucha. El mundo quiere información libre.

Acostumbrada a escuchar fugaz y frívolamente este tipo de historias en medios de comunicación, la realidad apabullante y violenta que parece lejana, de repende se presenta con nombre y apellidos a tan solo 3 metros de distancia entre mi y un escenario. La indiferencia es el peor de los terrorismos. No podemos no hacer nada.

Amiga, quiero acabar esta carta con las palabras de la gran cantante de Guinea Conakry Nakany Kanté, quien nos cantó « Saramaya » : éxito. Éxito en la energía positiva que generamos en nosotros mismos y compartimos con nuestros seres queridos en el camino hacia nuestros objetivos en la vida. Porque en un mundo en el que se pone trabas a la información, aún podemos comunicar con un lenguaje universal : la música.

Para más información sobre la labor de Reporteros sin Fronteras visita http://www.rsf-es.org.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: